Otra mirada del lenguaje Mímico

 

Relacionamos la palabra mímica siempre con el arte de imitar, que es la labor que hacen los mímos, dejo un video para maravillarnos con este arte…

Lenguaje Mímico

No nos damos cuenta que día a día  todos somos unos mímos. Utilizamos la mímica que es la expresión de las ideas o sentimientos por gestos.

Desde bebes aplicamos y aprendemos el concepto del lenguaje mímico, que consiste en  utilizar diversos gestos o movimientos del cuerpo, tratando de imitar o representar acciones o hechos para poder hacerse entender a las demás personas. Cuando pequeños cumplimos esto al pie de la letra ya que nuestros primeros indicios de comunicación los realizamos imitando a nuestros padres o bien utilizando gestos para poder explicar que tenemos hambre, que nos duele algo, etc. Sin duda :

 ! La comunicación no verbal es la primera forma de expresarnos en el mundo!

 

Mi espacio

Como también una forma de comunicación no verbal, a veces dedico un poco de mi tiempo a sacar fotos, aquí está mi página, nunca está demás…

http://www.flickr.com/photos/quierounzoom/

Continuamos…

9788480194914Día sábado, con una semana llena de celebraciones futboleras de las cuales a mi solo me importa la celebración, mirando las caras de mis amigos cuando Ecuador se acercaba al arco Chileno, me acordé de mi blog, y decidí continuar desglosando la teoría.  Eran bien chistosas las caras, en sus rostros reflejaban un dolor que solo los hombres pueden entender y además de sus rostros deformes solo se escuchaba en la escena el huuuuuuuuuuuuuuuuu, cuando se perdían un gol o cosas así, confieso que yo solo me dedique a reírme de sus actitudes, no de mala obviamente, sino por que bien poco me importa el futbol.

Otra cosa, Maradona debió haber utilizado la teoría de la comunicación no verbal en la conferencia de prensa, se hubiese ahorrado todo el escandalillo que se produjo por sus dichos, era mejor un gesto Maradona!!!!

 

Ahora directamente  a lo nuestro, continuando  con  lo realizado en mi blog, hoy desarrollaremos  la Paralingüística

 

                                                                                                                      la Paralingüística

 Existen variaciones lingüísticas, entre las que se puede citar la elección del idioma, la utilización de un lenguaje simple o elaborado, la elección de los tiempos verbales, etc., y existen, por otra lado, variaciones no lingüísticas como el ritmo, el tono y el volumen de la voz. Al estudio de las variaciones no lingüísticas se dedica la paralingüística

 

El tono de voz: La cualidad del tono que interesa aquí es el tono afectivo, esto es, la adecuación emocional del tono de voz utilizado en la conversación. El tono es un reflejo emocional, de forma que la excesiva emocionalidad ahoga la voz y, el tono se hace más agudo. Por lo tanto, el deslizamiento hacia los tonos agudos es síntoma de inhibición emocional.

 El volumen de voz:  quién inicia una conversación en un estado de tensión mal adaptado a la situación, habla con un volumen de voz inapropiado. Cuando la voz surge en un volumen elevado, suele ser síntoma de que el interlocutor quiere imponerse en la conversación, y está relacionado con la intención de mostrar autoridad y dominio. El volumen bajo sintomatiza la intención de no quiere hacer el esfuerzo de ser oída, con lo que se asocia a personas introvertidas.

El ritmo de voz: se refiere a la fluidez verbal con que se expresa la persona. Se ha estudiado en los medios psiquiátricos pues uno de los síntomas de la tendencia al repliegue neurótico o psicótico, de la ruptura con la realidad, es un ritmo de alocución átono, monótono, entrecortado o lento. En la vida normal el ritmo lento o entrecortado, revela un rechazo al contacto, un mantenerse a cubierto, un deseo de retirada, y frialdad en la interacción. El ritmo cálido, vivo, modulado, animado, está vinculado a la persona presta para el contacto y la conversación.

 

 

Volví!!!

En estos días de paro, es bueno dedicar un poco de tiempo a mi blog. De hecho pienso que las mismas protestas vividas estos dias en la UdeC son claros ejemplos de la comunicación no verbal, marchar en conjunto demuestra un claro descontento sin necesariamente explicarlo con palabras, pero esto es un tema complejo que se necesita analizar con tiempo y dedicación.

Más que publicar una biografía sobre los que desarrollaron esta teoría, me interes a mucho más explicarla.

Es por esto que desglozaré los 3 tipos de comunicación verbal : kinesia, paralingüística y proxémica.

Hoy partiré por la  kinesia,  que se ocupa de la comunicación no verbal expresada a través de los movimientos del cuerpo.

El estudio de los movimientos kinésicos se ha hecho aislando cada uno de los posibles ámbitos de comportamiento kinésico, y estudiando sus expresiones comunicaciones por separado. Así se las principales fuentes de comportamiento kinésico estudiadas han sido: la postura corporal, los gestos, la expresión facial, la mirada y la sonrisa.

Postura corporal:

Las posiciones corporales se definen por la disposición del cuerpo a aceptar a otros en la interacción. Así se habla de posiciones más abiertas o más cerradas. Una posición abierta implica que brazos y piernas no separan a un interlocutor de otro, la posición cerrada implicaría utilizar las piernas, brazos o manos bien en forma de protección bien del propio cuerpo bien en forma sirva de barrera para que otro se introduzca en una interacción que mantenemos (por ejemplo son posiciones cerradas cruzarse de brazos, o sentarse para hablar con alguien, de forma que las piernas hagan una barrera que dificulte la entrada de otra persona, simbólicamente.). Como vemos la posición da señales que indican los dispuestos que estamos a recibir, a interaccionar, con los otros.

 

Los gestos

El gesto es el movimiento corporal propio de las articulaciones, principalmente de los movimientos corporales realizados con las manos, brazos y cabeza. El gesto se diferencia de la gesticulación. La gesticulación es un movimiento anárquico, artificioso e inexpresivo.

 

Expresión facial

Es el medio más rico e impofd18a.jpg image by noticiasdartante para expresar emociones y estados de ánimo, junto con la mirada. Principalmente, y aparte de la expresión de emociones, la expresión facial se utiliza para dos cosas: para regular la interacción, y para reforzar al receptor. No toda la comunicación que se transmite a través de la expresión facial es susceptible de ser percibida por el interlocutor conscientemente, sin embargo si se sabe que las impresiones que obtenemos de los otros están influidas también por los movimientos imperceptibles de la comunicación verbal del otro. Así observamos que tienen tanta importancia para la transmisión emocional y la captación de impresiones y juicios del otro, los movimientos faciales perceptibles (cambio de posición de las cejas, de los músculos faciales, de la boca, etc.) como de los imperceptibles (contracción pupilar, ligera sudoración).

La mirada

La mirada se estudia aisladamente, aunque forma parte de la expresión facial por la gran importancia que tiene en la comunicación no verbal por si sola. Se le atribuyen un importantísimo papel en la percepción y expresión del mundo psicológico. La variedad de movimientos posibles que podemos llevar a cabo con los ojos y su área próxima resulta ínfima si la comparamos con la de las expresiones faciales. Sin embargo, una elevación de cejas, por ejemplo, es un acto físico localizado, que nace y muere en un área física localizada. La mirada, aunque ubicada y originada en los ojos, no muere en ellos, va más allá. Esa capacidad de proyección es la que confiere tanta importancia a la mirada.

 

La sonrisa

Normalmente la sonrisa se utiliza para expresar simpatía, alegría o felicidad. La sonrisa se puede utilizar para hacer que las situaciones de tensión sean más llevaderas. Una sonrisa atrae la sonrisa de los demás y es una forma de relajar la tensión. Por otra parte, la sonrisa tiene un efecto terapéutico. Se ha observado que cuando se le pedía a personas que se sentían deprimidas o pesimistas, que imitaran la sonrisa de los demás, declaraban sentirse más felices. La sonrisa está, además, influida por el poder que tiene lugar en una relación.